INTROMISIÓN CLERICAL


A pesar de que hay una prohibición explícita –en el contexto de un Estado laico- para la intromisión de representantes de culto e imágenes que hagan referencia a deidades, creencias religiosas dentro de las campañas políticas, hemos detectado una lista de hechos que atentaron en contra numeral 455 de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales, que a la letra dice:
1. Constituyen infracciones a la presente Ley de los ministros de culto, asociaciones, iglesias o agrupaciones de cualquier religión:
a) La inducción a la abstención, a votar por un candidato o partido político, o a no hacerlo por cualquiera de ellos, en los lugares destinados al culto, en locales de uso público o en los medios de comunicación;
b) Realizar o promover aportaciones económicas a un partido político, aspirante o candidato a cargo de elección popular, y
c) El incumplimiento, en lo conducente, de cualquiera de las disposiciones contenidas en esta Ley.

Numeral 455, Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales

De manera dolosa y violentando el numeral anterior, en un spot de José Antonio Meade (no oficial) se utilizan símbolos religiosos, dicho clip comienza con la imagen de una cruz dorada y es protagonizado por el líder eclesiástico Carlos Aguilar Retes, quien llama “a fijarse bien en qué candidato ayuda más a garantizar valores como la vida, familia, educación y libertad religiosa”. [47]
 
 
Por otro lado, en redes, se hizo viral la declaración videográfica del Padre Francisco López Coronado, misionero de León, Guanajuato en California quien afirmó que AMLO despotrica contra la virgen, a raíz de una noticia falsa en la que se aseguraba que el candidato referido atentaba en contra de dicho símbolo religioso. [48]
Aunado a lo anterior, aparecieron en delegaciones como Coyoacán, Gustavo A. Madero y otras, los siguientes panfletos que advertían sobre la “intolerancia religiosa” del partido Morena.
A pesar de los casos citados, ninguno de los candidatos referidos rechazó el apoyo de estos ministros de culto, lo que indubitablemente se traduce a una falta de acatamiento de lo dispuesto en el artículo 380 apartado “d” en el que se impone como obligación de los aspirantes presidenciales:
Rechazar toda clase de apoyo económico, político o propagandístico proveniente de extranjeros o de ministros de culto de cualquier religión, así como de las asociaciones y organizaciones religiosas e iglesias.

Artículo 380 apartado “d”