INTROMISIÓN DE GRUPOS EMPRESARIALES


En estas elecciones pudimos observar que hubo una marcada injerencia de grupos empresariales cuya finalidad fue afectar en los comicios de 2018 a través de la manipulación de la voluntad del voto e incluso, la coacción del voto.
A lo largo de las campañas –sobre todo en el mes de mayo- notamos que algunos grupos empresariales hicieron un claro pronunciamiento para sabotear el voto al candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” por medio de amenazas, como se constata en testimonios de los afectados en redes sociales y en notas periodísticas, lo cual, según el ex fiscal en materia de delitos electorales, Santiago Nieto, debierón ser investigados por la FEPADE ya que pudieron ser casos que apuntaron a la coacción del voto. [49]
De la misma forma, es poco democrática la actitud que tomaron algunos miembros de grupos empresariales para presionar a sus empleados haciendo uso de amenazas disfrazadas de opiniones, lo cual pudiera constituir una coacción del voto. No es ético que en una democracia como la mexicana se impongan los intereses particulares por encima de la voluntad popular.

El titular de la fiscalía especializada para la atención de delitos electorales (Fepade) Héctor Díaz Santana Castaños, pidió —escuetamente— a los empresarios a no presionar a sus empleados para votar a favor de algún candidato, porque podrían ser sancionados. [50] La anterior declaración, como era de esperarse, no fue suficiente para inhibir estas prácticas.
Como ejemplo de lo anterior, mostramos la carta que el hizo empresario Germán Larrea a sus colaboradores en la que de manera implícita y explícita se advierten algunas calumnias hacia el candidato presidencial de Morena.
A pesar de las “invitaciones” realizadas por el INE y por la FEPADE a empresarios de no enturbiar elección, la sugerencia no fue acatada, ya que a lo largo de todo el proceso se hicieron pronunciamientos en contra del candidato Andrés Manuel López Obrador. [51] [52]
Para muestra basta mencionar los nombres de las siguientes empresas: Grupo Vasconia [53], Femsa (empresa encargada de distribuir productos Coca Cola) [54] [55], Herdez [56], Chedraui [57], Coppel [58] [59], Aeroméxico [60], Palacio de Hierro, Interseramic y Soriana [61] trataron de influir en la intención de voto de sus empleados a través de mensajes de miedo –los que después fueron negados– como los que se mencionan en la siguiente tabla.

Mensajes de empresarios para incidir el voto

 
Empresa Mensaje
Grupo Vasconia “Freno de inversiones y contrataciones, como una estrategia de cautela ante la real posibilidad de que AMLO gane la presidencia. Vienen tiempos complicados con la opción populista”[62]
Femsa “No votar por la opción populista”. [63]
Herdez “Se preparan para los giros que puedan presentarse en la economía de México”. [64]
Palacio de Hierro “(…) la empresa citó al personal de Perisur en el comedor para una reunión obligatoria. En los siguientes 40 minutos, el mensaje fue repetido una y otra vez, de acuerdo con empleados que estuvieron presentes esa noche: Voten por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a López Obrador; es la mejor oportunidad que tenemos de preservar el sistema económico que nos permite emplearlos, dijo la empresa.” [65]
Chedraui Se sumó al llamado de Grupo Vasconia. [66]
Bimbo "Estamos revisando y demorando parte de nuestras inversiones, estamos ajustando nuestros costos para prepararnos para un tiempo volátil en México". [67]
Interceramic El residente de interseramic e mostró preocupado por el país y por eso invitó a votar por Anaya y comparó a AMLO con Maduro y Chávez. [68]
Soriana Integrante del Consejo de Administración publica un video en el que pide votar por Ricardo Anaya. [69]
Aeroméxico “No debemos de tomar decisiones tan importantes, como por quién votar, enojados (...) No es la mejor idea guiarnos por un impulso o sentimiento de enojo”. [70]
 
Ante la ola de pronunciamientos empresariales, el periodista Arturo Rodríguez publicó un artículo periodístico en Proceso titulado: “Los magnates persisten: hay que enturbiar la elección” en el que se expuso la intromisión empresarial de manera notoria, particularmente, narró la reunión de Andrés Manuel López Obrador con miembros del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), celebrada el 5 de junio, donde surgió el debate público la intromisión de grandes capitalistas mexicanos en el proceso electoral. [72]
En las circunstancias descritas, no pasó inadvertido entre la población que en salas de Cinemex lanzaran “un comercial” en contra de AMLO. La cadena de cines Cinemex comenzó a proyectar un corto animado en contra de quienes proponen solucionar todo con una "varita mágica", lo que usuarios de redes sociales han interpretaron como un posicionamiento en contra del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador. [73] [74]
A pesar de las notorias y flagrantes irregularidades expuestas, el INE respetó “la libre expresión” de empresarios en sus llamados a no votar por populistas, con una inusitada flexibilidad –no vista en el caso de la llamada “Amlomanía” de la que hablaremos después-, el consejero presidente, Lorenzo Córdova, se manifestó así. [75]
 
Es importante que todos los actores políticos respeten las reglas, si todos respetamos las reglas estamos en la construcción de un proceso armónico que va a llegar a buen puerto, si hay o no violaciones a las reglas, para eso están los procedimientos establecidos (...). Este es un régimen de libertades de expresión, si hay ilícitos este Instituto siempre ha actuado y actuará, si no hay ilícitos, pues no. [76]

Lorenzo Córdova

 

La anterior declaración es una muestra de la posible parcialidad del INE frente a los intereses particulares de los empresarios, quienes asumieron una actitud temeraria y arbitraria frente a sus empleados después de tener luz verde del árbitro electoral.