BOLETÍN DE PRENSA

Modificar la correlación de fuerzas y el sentido común, claves en los tiempos pos Covid 19: Monedero y García Linera en el webinario de la UNAM

  • El Webinario Internacional “Pos Covid, pos neoliberalismo. La pandemia y el futuro de América Latina” fue inaugurado este martes 16 por Leonardo Lomelí, secretario general de la UNAM, y John Ackerman, director del PUEDJS
  • Este miércoles, jueves y viernes participarán Boaventura de Sousa Santos, Rafael Correa, Alicia Bárcena, Maristella Svampa, Víctor Toledo y María Elena Álvarez-Buylla, cuyos debates también serán transmitidos en vivo por el canal de Youtube y la cuentas de Facebook y Twitter de Diálogos por la Democracia UNAM, a las 12 horas

No se tiene aún construido un modelo alternativo para los tiempos pos pandemia, y aunque parece que habrá un resurgimiento de la movilización social y del papel del Estado (que el neoliberalismo logró reducir), tampoco es condición suficiente para un optimismo desbordado. En realidad, las propuestas progresistas podrán avanzar en la medida en que se modifique la correlación de fuerzas y se logre imponer un nuevo sentido común.
La anterior podría ser una de las muchas síntesis de la profunda reflexión y debate entre Álvaro García Linera, ex vicepresidente de Bolivia, y Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, de España, durante la sesión “Neofascismos, democracia y regímenes políticos”, la primera del Webinario Internacional “Pos Covid, pos neoliberalismo. La pandemia y el futuro de América Latina”.
Este webinario es organizado por el Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y está siendo transmitido en vivo del 16 al 19 de junio, a las 12 horas, por el canal de YouTube y las cuentas de Facebook y Twitter del PUEDJS (Diálogos por la Democracia UNAM). Para mayor información sobre el webinario y los participantes consultar el micrositio aquí:
Las sesiones continuarán este miércoles 17, también a las 12 horas, con el debate entre los especialistas Maristella Svampa y Víctor Toledo, con el tema “Naturaleza y un nuevo pacto ecosocial”; el jueves 18, Alicia Bárcena (titular de la Cepal) y Rafael Correa, el ex presidente de Ecuador, reflexionarán en torno a “Estado social y desafíos económicos”; y el viernes 19, María Elena Álvarez-Buylla (directora del Conacyt) y el sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos debatirán sobre “Democracia, ciencia y movimientos sociales”.
Este seminario virtual fue inaugurado el martes por Leonardo Lomelí, secretario general de la UNAM, y John Ackerman, director del PUEDJS-UNAM. Lomelí dijo que no habíamos vivido una pandemia así desde hace un siglo, aunque en aquella época no hubo una paralización de la economía y cierre de fronteras como ahora.
La actual coyuntura plantea diversos retos a la democracia, agregó, de ahí la importancia de organizar eventos académicos como éste. Tras declarar inaugurado el webinario, Lomelí agregó que éste debe ayudar a vislumbrar caminos para la región latinoamericana, replantear la estrategia de desarrollo para bien de la sociedad y, así, lograr un crecimiento con respeto y equilibrio ambiental.
Ackerman por su parte señaló que vivimos tiempos difíciles, que los optimistas consideran que saldremos fortalecidos, con mayor conciencia sobre el cuidado de la naturaleza y mayores inversiones para el desarrollo, como sucedió tras la Segunda Guerra Mundial.
Pero los pesimistas, agregó, advierten que los poderosos, como siempre, sacarán mayores ventajas de esta situación, pues, por ejemplo, los bancos se fortalecerán con las nuevas deudas externas adquiridas para enfrentar la crisis generada por la pandemia. Y esa, dijo, es la disyuntiva: acabar con el lastre neoliberal o fortalecerlo.
Destacó que los participantes tratarán de visualizar posibles caminos de transformación futura y que es importante que en ello también se involucre la ciudadanía de América Latina. Por eso también anunció una convocatoria para que integrantes de la audiencia envíen videos cortos, de cinco minutos, para replicar o ampliar los planteamientos de los participantes. Estos trabajos se subirán a la WEB del PUEDJS y, tras una selección, se invitará para un foro amplio que se realizará en septiembre próximo.

Monedero-García Linera, aprovechar la oportunidad

Monedero dijo que el Estado heredado nos lleva por surcos difíciles de cambiar y salir de ello. Por ejemplo, agregó, la izquierda ya renunció a la lucha armada, pero la derecha no ha renunciado a los golpes de Estado y a los llamados golpes blandos (guerra jurídica y mediática). “El fascismo siempre es el plan B del capitalismo en crisis”.
Destacó que en el corto plazo no se asume optimista, pero que en el mediano hay más opciones de lograr una mayor fuerza argumentativa que la derecha, la cual ahora tiene problemas para explicar la privatización de la salud, la educación o los despidos laborales, mostrado con crudeza en esta pandemia. “Hay que engrasar estos argumentos para el debate que viene y para que la derecha no los utilice”.
García Linera dijo que el nuevo coronavirus ha afectado la totalidad de la vida humana y que, por ejemplo, hay ya más de 100 millones de nuevos pobres en el mundo. No se trata de un derrumbe del modelo neoliberal, pero sí hay una parálisis o “estupor hegemónico del discurso dominante”, así como pérdida de su optimismo. Se está mostrando aún más que el libre mercado y la globalización no son suficientes para ordenar y organizar el mundo.
Ahora, dice, ha quedado claro la necesidad de recurrir a los Estados, lo cual es reconocido hasta por el Fondo Monetario Internacional y otros organismos financieros predominantes en el mundo. No es un fracaso total del neoliberalismo, pero generó un momento de incertidumbre.
El porvenir, agregó, está atravesado por el miedo, hay un “cansancio hegemónico”, pero eso no quiere decir que hay una nueva hegemonía. Y esta frustración entre las propuestas y los resultados da lugar a una “disponibilidad social a nuevas creencias”. Hay una disposición de las personas a oír cosas distintas, a ver más allá y a estar atentas a “nuevas ofertas de sentido” ante el caos actual. Se ha abierto un horizonte antes cerrado, resumió, pues aunque somos seres de certidumbres, aceptamos la incertidumbre de manera parcial y temporal.
Monedero, por su parte, asumió el presente como pesimista y optimista al mismo tiempo. “No habrá nada nuevo sobre lo que no hayamos peleado antes”, precisó, pues los tiempos pos Covid 19 dependerán de lo que hagamos y de la correlación de fuerzas que logremos. Y puso el ejemplo de la movilización de las mujeres en España, que forzaron al Estado a modificar su actuación. Si hay gobiernos de izquierda, como en México, Argentina o España, las cosas avanzan mejor. Y si son de derecha, como en Brasil o Estados Unidos, se retrocede o el avance se dificulta. Mientras, el capitalismo sigue su propia inercia y lógica.
La pandemia, comentó, también ha ahondado o vuelto más precisos los modelos de cada lado. La derecha, por ejemplo: pagar menos impuestos, desregular, depredar más el medio ambiente. La izquierda: renta básica, no cortar luz ni agua, generar empleos, dotar de viviendas.
García Linera consideró que, en general, se han generado dos posibles polos futuros con variantes en el medio: por un lado, un neoliberalismo flexible y multicultural en lo social, pero duro en la economía, y por otro, un Estado social, atemperado, en pro de derechos, renta universal, ampliación de bienes comunes, distribución de las ganancias, entre otros aspectos. Y recordó que el neoliberalismo no ha sido derrotado, sino golpeado.
“Que esto sea una ruptura dependerá de la lucha social y política”. Dijo que se trata de un proceso que apenas comienza y que durará varios años, al menos una década. El nuevo horizonte se definirá en función de la cotrrelación de fuerzas, de las demandas y luchas. ¿Cuál será el sujeto de esa etapa?, se preguntó, y respondió: no está definido, se tiene que conformar, es un proceso, una construcción. Se tiene que generar, por ejemplo, en los trabajadores inconformes que han tenido que laborar durante la pandemia o en las mujeres que han soportado presión y agresiones en el confinamiento. “De ahí la capacidad de análisis de las fuerzas progresistas de ahora”.
Monedero comentó que se ha fallado en construir un partido-movimiento, como sí se hizo durante la primera ola progresista de este siglo en la Bolivia de Evo Morales, el Ecuador de rafael Correa o el Brasil de Lula. “En esta época de Covid 19 no hemos podido acertar pero le doy vueltas al asunto, buscando”.