¿Cómo vencemos la apatía?